Historia

Historia

Desde su origen zapatero en 1951, y con la tercera generación familiar se crea la marca Roberto Ley siguiendo la tradición artesanal de nuestros antecesores en la fabricación de calzado. Reconocida internacionalmente como una de las principales firmas de calidad y alta gama donde siempre han primado los diseños, materiales empleados y acabados de nuestros productos para un mercado exigente falto de calidad.

Tradición e innovación hacen de Roberto Ley una marca que ofrece un calzado cómodo, elegante y exclusivo, uniendo fabricación artesanal con acabados personalizados, dirigidos a satisfacer a nuestros clientes.

A día de hoy, por la continua evolución del mercado, nos hemos convertido en una empresa adaptada a los tiempos que corren, dotada de la tecnología necesaria para afrontar los nuevos retos donde no se ha dejado de lado la parte artesanal de la elaboración del calzado, dando como resultado una simbiosis de estilo y comodidad.

Nuestra meta es seguir evolucionando, como lo hemos hecho hasta ahora, en todo el proceso productivo del calzado, así como en diseño y calidad de nuestros productos.